La Guardia Civil fue fundada el 28 de Marzo de 1844 y cinco años después ya existían los Guardas Jurados, por una ORDEN ES DE S.M. LA REINA ISABEL II y de su Real Reglamento CON RANGO DE ORDEN DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA CON EL CONCURSO DEL MINISTERIO DE GOBERNACIÓN (fue un ocho de noviembre del año de 1.849. El decreto de 1849, es el constitutivo del Guarderío), se crearon los primeros Guardas Jurados que Debían ser hombres que gozasen de buena opinión y fama, que nunca hubiesen sido condenados por delito alguno, y que no hubieran sido despedidos como guarda municipal ni desposeídos previamente del cargo de guarda jurado por alguna infracción disciplinaria de su trabajo. Tenían reputación de hombres buenos que terciaban en pleitos y discusiones. Siempre juraron (de formas distintas según las épocas) proteger los intereses puestos bajo su custodia, con lealtad al poder establecido.

El sábado 10 de Noviembre de 1849 la Gazeta de Madrid publica en su número 5.581 el “Reglamento para los guardas municipales y particulares del campo de todos los pueblos del reino”.

Guardería Rural hace referencia al servicio o colectivo que desempeña las funciones de vigilancia y control de las actividades agropecuarias tradicionales de las zonas rurales españolas, cuyas raíces históricas proceden de los colectivos establecidos durante la Edad Media en los distintos reinos peninsulares para vigilar los cultivos y haciendas, dependiendo principalmente de los Concejos. Ya en el siglo XI se acredita que en el Reino de Aragón existían los cargos municipales de monteros o guardas de los montes y términos, que custodiaban los yermos deheseros o guardas de ganado, para vigilar las dehesas concejiles; las guardas de las viñas y sembrados que concentraban su atención en las tierras de vid y cereal y, finalmente, las guardas de huertas para vigilar las zonas de regadío. Estos colectivos de vigilantes fueron instaurándose paulatinamente también en el Reino de Castilla, en función del avance de su expansión por la península, como medio de proteger las haciendas y cultivos de los términos, sobre todo en las zonas de frontera que presentaban una escasa población. La importancia de estos colectivos y su tradición en la España de los siglos posteriores, queda reflejada en el importantísimo "Real Reglamento para los guardas municipales y particulares del campo de todos los pueblos del Reino", de 8 de noviembre de 1849 (publicado en la Gaceta de Madrid, número 5581 de 10 de noviembre de 1849). Este Real Decreto, redactado por Orden de Isabel II, da carta de naturaleza normativa a los servicios municipales de guarda rural, así como a los colectivos particulares que establecieran los propietarios de haciendas y fincas para su vigilancia y custodia. De este modo, a los guardas municipales los califica expresamente como agentes de la autoridad, dando su testimonio jurado como fe de los hechos que rigen en sus actuaciones, salvo prueba en contrario. La importancia que el citado Reglamento confiere al colectivo de guardas municipales del campo, se acredita igualmente por los criterios que establece para la selección de los guardas, ya que debían ser "..hombres de buen criterio y prestigio entre sus gentes, que cuidaran como suyo lo que era de los demás y en los campos existe, pues no cuanto hay en el campo es de todos..".

Otras leyes posteriores han hecho referencia igualmente al colectivo de guardas rurales, como la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 1882, que establecía en su artículo 6 la consideración de policía al servicio de la Administración de Justicia, de los guardas de montes, campos y sembrados, jurados o confirmados por la Alcaldía, independientemente de que dependieran del Ayuntamiento o de las Hermandades de Labraderos y Ganaderos (hoy Cámaras Agrarias). Finalmente, es preciso indicar que tras la restauración democrática española los servicios de guarda rural de los municipios se han visto alterados, y en gran parte absorbidos, por los Cuerpos de Policía Local de los Ayuntamientos, en virtud de la normativa emitida por cada Comunidad Autónoma. De este modo, la Ley, de Coordinación de las Policías Locales determina que la creación del Cuerpo de Policía Local supone el pase automático a situación de "a extinguir", de los vigilantes que no se integren en el mismo. Por el contrario, el mantenimiento de la vigilancia rural como elemento independiente del ámbito policial, determina que los miembros del servicio, con la denominación de guardas, alguaciles, vigilantes o cualquier otra análoga, ejercerán sus funciones sin la consideración de agentes de la autoridad. Con esta orden - nombramiento Real y poco más, muchos guardas entran, apareciendo la primera figura histórica del Guardia Jurado, que en un primer comienzo tenia como misión vigilar cotos, villas, fincas, parques y pequeñas áreas rurales privadas y al que la norma le califica expresamente como Agente de la Autoridad, .distinguiéndolos de los guardas municipales, y de los guardas de campo no jurados, que eran meros trabajadores particulares de los terratenientes LOS GUARDAS JURADOS DE CAMPO ESTABAN BAJO LA DIRECCIÓN E INSPECCIÓN DE LOS ALCALDES A QUIENES DEBÍAN PRESENTAR INFORME, TANTO LOS MUNICIPALES COMO LOS PARTICULARES.

Cada municipio establecía su uniformidad, si bien todos debían llevar una bandolera de cuero ancha, en la que se clavaba la placa de GUARDA DE CAMPO y el nombre del municipio. Pero por adaptación de la norma, mediante Real Orden del Ministerio de Fomento, de Guardería Rural de 9 de Agosto de 1.876 (Gazeta de Madrid del 12 de Agosto), bajo el reinado de Alfonso XII, estos quedan bajo la dirección de la Guardia Civil. A la Guardia Civil se le añaden las funciones de Guardería Rural, y los Guardas de Campo pasan a llamarse Guardas Jurados, cambiando también su placa (ahora pondrá Guarda Jurado y el nombre del empleador). Todo ello se recoge en el nuevo Reglamento del Cuerpo de la Guardia Civil, del que se ordenan imprimir 20.000 ejemplares.

El Guarda Jurado hacía las tareas de control y salvaguardia que táctica y logísticamente la Guardia Civil no podía hacer, y para ello, contando con el Guarda Jurado, tenía un refuerzo de la Ley, en toda villa, parque, plaza, y monte. Todas sus denuncias se hacían ante el Alcalde o la Guardia Civil, y se llevaba un registro de ellas.

El propietario de las tierras a custodiar tenía que proponer su nombramiento al Alcalde, y el Guarda Jurado no actuará como tal hasta que haya informes favorables de la Guardia Civil y jure ante el Alcalde, quien expedirá su nombramiento. Todos los Guardas Jurados se inscriben en un Registro que lleva la Guardia Civil.

(* Parece que durante la tercera guerra carlista entre 1872 y 1876 el General Cabrera podría haber ayudado en mucho a configurar tanto a la Guarida Civil como ciertos aspectos del GUARDERÍO Rural, que se podrían haber materializado en la ADAPTACIÓN DE LA ORDEN DE GUARDERÍO RURAL DE 9 DE AGOSTO DE 1876 por esto entre otras muchas causas que el cuerpo de la Guardia Civil y el de los Vigilante, tengan una estrecha vinculación.)

Pero incluso antes de estos primeros Guardas Jurados ya existían organizaciones que velaban por la seguridad y que no dependían del Estado, los Fusileros Guarda Bosques Reales, La Santa Hermandad (La Santa Hermandad era un tribunal que antiguamente perseguía y condenaba los delitos cometidos en poblados y despoblados. En sus primeros momentos a la Santa Hermandad pertenecía un grupo de hombres que recorrían todos los caminos persiguiendo y castigando a la gente que había robado o hecho algo fuera de la ley, en SUS ÚLTIMOS SIGLOS DE EXISTENCIA ESTABA COMPUESTO POR ALGUACILES Y/O COORCHETES CON FONDOS PÚBLICOS O PSEUDO PÚBLICOS . Tenían poder para juzgar y castigar, y eran temidos y respetados. La Santa Hermandad eran unas cuadrillas de vecinos encargadas de perseguir a los malhechores en el ámbito de su distrito y resultó un medio eficaz para hacer sentir todo el peso de la justicia a quienes infringían las normas. En el 1476 se reformó la justicia y se impulsó la vigilancia de la Santa Hermandad, para combatir a ladrones y a otros forajidos que tenían atemorizados a los campesinos. Solo en Galicia, se arrasaron más de trescientas guaridas-fortificadas y 15.000 delincuentes tuvieron que abandonar el reino gracias a La Santa Hermandad)

EL SOMATEN ERA AUXILIAR DEL ORDEN PUBLICO SE ESTABLECE CON POSTERIORIDAD A LOS GUARDAS JURADOS SOBRE 1885 EN CATALUÑA TODOS SUS COMPONENTES ERAN GUARDAS. LA ORGANIZACIÓN SE LLAMABA SOM-ATENS ARMAT DE LA MUNTANYA Y ERA UN CONSORCIO DE TERRATENIENTES POSTERIORMENTE CON PRIMO DE RIBERA SE INTENTÓ ESTABLECERLOS EN TODA ESPAÑA

El Guarda Jurado usaba una carabina ligera y desde 1.876 se le añade una bayoneta. Los de a caballo portaban, además, el sable de la caballería ligera.(Teniendo todo tipo de licencia para detener, COMO AGENTE DE AUTORIDAD PERO SU MISIÓN PRINCIPAL ES EVITAR Y EN SU CASO DENUNCIAR . Si llegara el caso, podían disparar y matar como agentes de la autoridad que eran. Por los primeros tiempos, el Guardia Jurado hacia las tareas de control y salvaguardia que táctica y logísticamente la Guardia Civil no podía hacer y para ello, contando con el Guarda Jurado, tenía un refuerzo de la Ley, en toda villa, parque, plaza, y monte. Se les conocía sobre todo por SU REPUTACIÓN DE HOMBRES BUENOS QUE TERCIABAN EN PLEITOS Y DISCUSIONES. LOS GUARDAS SIEMPRE JURARON PROTEGER LOS INTERESES PUESTOS BAJO SU CUSTODIA Y CON LEALTAD AL PODER ESTABLECIDO.

El Guarda Jurado, vestía de uniforme y sus UNIFORMES DEPENDÍAN DE CADA AYUNTAMIENTO O TITULAR Art. 11 del decreto del GR En 1.900 se unifica el uniforme, vistiendo entonces el Guarda Jurado un uniforme como el que emplean aun hoy los del Parque del Retiro en Madrid, que son los genuinos Guardias Jurados con su nombramiento municipal. Ellos son los únicos en todo el país que han conservado íntegramente el uniforme y parte de la historia. Desde entonces, los Guardas Jurados vestían un sombrero de ala ancha, doblado en vertical por una de sus alas, y se les permitía lucir una escarapela distintiva con los colores nacionales. Llevaban también una bandolera de izquierda a derecha y la típica casaca verde caqui.

Los Guardas Jurados estaban subordinados a la Guardia Civil (Artículo 19 Decreto Guardería Rural y Artículo 24 de dicho Decreto). Los Guardas Jurados han SIDO SIEMPRE GENTE DEL PUEBLO QUE VIVÍAN EN EL PUEBLO, LA FUERZA SE USABA EN OCASIONES EXTREMAS Y SIEMPRE EN COORDINACIÓN CON OTROS GUARDAS O DE LA GUARDIA CIVIL.

El Guarda Jurado actuó y sigue haciéndolo siempre en estrecha colaboración con el cuerpo de la Guardia Civil, ganándose a pulso una bien merecida imagen de vigilante fiel, recio, duro, un hombre que no tenia miedo, que colaboraba en todo con la ley. Pudiendo seguir describiendo a los integrantes de la Guardería Jurada por sus duras cualidades y su capacidad de motivación, como los Rangers Americanos, que de hecho la Palabra Americana Ranger traducida al Español, significa "Guarda Bosques", que no se distancia mucho del Guarda Jurado.

Y no era por menos esta imagen, ya que en una gran mayoría, los Guardas Jurados sobre el año 1900 vestían (COMO DIFERENCIACIÓN YA QUE ERA UNA PRENDA USADA POR GENTE CON GRAN PODER ADQUISITIVO POCO COMÚN EN EL MEDIO RURAL) un sombrero de ala Ancha, doblado en vertical por una de sus alas, y con un rosetón distintivo de los colores nacionales (TENÍAN DERECHO AL USO DE LA ESCARAPELA NACIONAL SÍMBOLO DE LA AUTORIDAD DEL ESTADO), además de una bandolera de izquierda a derecha DE CUERO CON PLACA INSIGNIA DE TRES POR CUATRO PULGADAS. En cuanto a su aspecto clásico y tal y como establecía la ordenanza interna de la Guardia Civil, solían portar poblados y densos bigotes rizados en punta, que apenas dejaban ver los labios, y en algunos casos, patillas.

Desde su fundación por Real Decreto, hasta comienzos del Franquismo, el Guarda Jurado, permaneció con la misión de vigilar zonas rurales, aunque poco a poco fue evolucionando hasta la actual figura de Vigilante Jurado, especialidades, etc .(Seguridad Privada)

La primera Ley de la Democracia que es Ley de Seguridad Privada (LSP) de 1.992, primera norma de rango legal que pasa regula el sector.

La nueva LSP no contempla, por primera vez en casi siglo y medio, el carácter de agente de la autoridad; separa la habilitación de vigilante de la licencia de armas, ya que los servicios de los Vigilantes eran todos con armas, crea las especialidades de escolta privado y de vigilante de explosivos, así como las figuras de los Jefes de Seguridad y los Directores de Seguridad; y sigue manteniendo, ahora como otra figura distinta del VS, los guardas de campo, con las variantes de pesquerías marítimas, caza y piscifactorías.

Por primera vez se deja de depender de la Guardia Civil (salvo en materia de armas, explosivos y los Guardas de Campo y sus especialidades, Caza y Pesca Marítima), pasando a depender del CNP.

Historia del Gremio

Adaptación poética de nuestros días:

"...A quien esta leyera y comprendiera su alcance, furtivo, guarda o cazador, ruego que tenga a bien proclamarla y difundirla, por estimar necesaria esta ayuda, que pido a toda aquella persona que amara la caza, el lance y el orden en los campos..."

ASOCIACION NACCIONAL DE GUARDAS RURALES. N.R.A: 608122 - NIF: G93423887. Apartado de Correos: 409. CP:  41550. Aguadulce (SEVILLA)